ALBERTO REYNAL

Nace en Buenos Aires el 11 de septiembre de 1938, en el seno de una conocida familia de polistas y estancieros.
Desde chico se van grabando en su memoria los rasgos armoniosos del caballo, que desde muy temprano va trasladando al papel. Como veterinario conoce en profundidad la anatomía del caballo.

PREMIOS
1993 - 1º Premio Asociación Argentina de Fomento Equino
1994 - 1º Premio Federico de Alvear
1994 - 1º Premio Henri Piper

Sus obras se encuentran en las colecciones privadas de:

Príncipe Felipe de Edimburgo
Ronald Reagan
Banco Río de New York
En Estados Unidos, Colombia, Brasil, Chile, Costa Rica, Francia, Sud Africa.

"Pronto harán veinticinco años que este viejo gustador de las cosas del arte y muy especialmente de lo que atañe al caballo, escribe esta página destinada a analizar lo que otros hacen mediante los distintos medios de expresión artística y siempre a expensas de nuestro buen amigo de cuatro patas. De modo que, cuando se ofrece ante nuestros ojos un espectáculo de buena manifestación plástica, se siente halagado el corazón y más halagada aún la sensibilidad artística.

Bien lo saben nuestros lectores por haberlo repetido quien esto escribe infinidad de veces, que el caballo es un argumento difícil, sumamente difícil. Su extraordinaria plasticidad induce a enfrentarlo lápiz en mano, pero esa plasticidad es engañosa, porque no reside solamente en su exteriorización, en su presencia quieta o dinámica, en lo que muestra del
cuero para afuera, sino que también está dentro de su ser, de su sentir, de su salud, de su espíritu, de su fiereza.

En una muestra realizada en la galería Dorival fueron expuestos recientemente unos carbones en los cuales su autor mostraba un profundo amor por el caballo. Y algo para destacar: los caballos estaban bien parados, sin artilugios, sin escapadas, bien presentados. Plantados como debe plantarse un caballo. Era la sensación real, cabal, de que quien había trazado esos caballos sabía verlos, los sentía en lo más recóndito de su ser y podía y sabía volcarlo todo, absolutamente todo, en el papel que había elegido para desparramar sus trazos de carbón.

Se trata de Alberto Reynal. En la labor de Reynal no están los lugares comunes, no está el principiante que quiere hacer una cosa y carece de los atributos para arremeter contra los molinos de viento, no. Tiene la calidad y los elementos para hacerlo todo."

Alfredo R. Burnet - Martín (Revista "El Caballo". Enero de 1976)

Puede aseverarse que Reynal obtiene mediante una técnica sumamente depurada, dibujos de notable precisión. Los dibujos - cabezas o animales de cuerpo entero - están realizados a lápiz. La muestra revela en su conjunto la presencia de un muy hábil dibujante.

(La Nación - Septiembre 19 de 1975)

Actualmente Alberto Reynal está realizando obras que le han sido encargadas para el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo y para el Sr. Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos.