Claudia Lucini

Arroyo Caesar Park - Posadas 1252

Claudia Lucini nacida en Buenos Aires es de ancestro itálico.

Es licenciada en Publicidad y en Psicología pero una persistente vocación por la pintura la hizo acudir a varios talleres desde los años ’90 con Pablo Bobbio hasta nuestro siglo en el que ha sido su principal mentor Marcelo De Angelis.

Desde 1992 viene exponiendo sus obras tanto en la Argentina como en el exterior.

Lo dicho no le ha impedido formar una bella familia con tres hijos.

Asombra la capacidad energética de Claudia ya que sabemos que todo arte es energía liberada y para liberar la energía que libera Claudia es preciso tenerla en abundancia. Sabemos que comparte taller y que también pinta en su propia casa en San Isidro.

El registro temático de Lucini es amplio y no desdeña la figura humana sobre todo en escenas playeras en esta muestra el “leitmotiv” son las aves de corral: gallos y en especial patos nadando en algún estanque. Si bien las aves están muy bien resueltas lo que a mí más me interesa destacar es el tema de los contrastes lumínicos en los que Claudia parece solazarse. La artista trabaja a partir de sus propias fotografías lo que hubiese gustado a Ingres.

Hay un trabajo en contraluz que envuelve al paisaje en un clima de misterio que aunque apartados en estilo me recordaron las reflexiones de Pettoruti cuando afirmaba que el verdadero misterio del arte no está en las sombras sino en la luz. Es por esta característica que ubico a la pintura de Claudia Lucini más allá de las apariencias en una búsqueda de esencias que nos dicen de un espíritu hondo que nos pide indagar en nuestra propia hondura para captarlo.